NUESTRA POSICIÓN DOCTRINAL

 

Creemos en la inspiración divina de toda la Biblia: Antiguo y Nuevo Testamento. Es la palabra de Dios. Ella es nuestra autoridad final y nuestra única regla de fe. (1 Timoteo 3:16)

 

Creemos que existe un solo Dios, manifestado en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. (Deuteronomio 6:4, 1 Corintios 8:6, 1 Juan 5:7)

 

Creemos en Jesús como el Unigénito Hijo de Dios, en su nacimiento virginal, su muerte expiatoria, su resurrección corporal y en su deidad plena. (Juan 3:16, 1 Corintios 15:3-4, Romanos 5:8-9, Colosenses 2:9)

 

Creemos que el Espíritu Santo es una persona, creemos en su deidad y en su obra regeneradora (1 Juan 5:7, Tito 3:5, Juan 3:5)

 

Creemos que todo hombre es pecador, condenado al infierno, y con la necesidad de salvación. (Romanos 3:23, Apocalipsis 21:8, Lucas 19:10)

 

Creemos que el sacrificio de Cristo es suficiente para salvar del pecado; creemos en la salvación por gracias, sin obras: creemos en la seguridad eterna de cada creyente. (Gálatas 2:16-21, 1 Pedor 1:5)

 

Creemos en la iglesia local como la institución que Cristo dejó para que cada persona salva y bautizada se reúna para crecer espiritualmente, ser edificada y enseñada a cumplir la gran comisión. (Mateo 28:19-20, Hechos 2:47, Efesios 4:12-13)